CONCURSO DE TRASLADOS Y CONSOLIDACIÓN 2016 ¡UNA NUEVA BURLA DE LA DIRECCIÓN!

La finalización del proceso de consolidación 2016, con la asignación de las plazas, demuestra la gran trampa que supone dicho proceso, y la utilización por parte de la dirección de esta forma de acceso a un puesto de trabajo fijo, como una artimaña para enfrentar y dividir a lxs trabjadorxs de Correos.

Hemos tenido conocimiento que en la asignación de plazas definitivas del proceso de Consolidación 2016, se han ofertado plazas que habían sido solicitadas por los participantes del actual concurso de traslados. Este hecho supone un perjuicio para todos lxs compañerxs que estaban esperando la adjudicación de estas plazas y demuestra, una vez más, que la actual regulación del concurso, que algunos insisten en llamar permanente, no garantiza el derecho de nadie a trasladarse voluntariamente a otro puesto de trabajo.

La forma de obrar de la dirección, con el beneplácito de las organizaciones sindicales firmantes (e integrantes del órgano de selección), hace colisionar los derechos de unxs compañerxs frente a otros, en una actuación de absoluto desprecio a los participantes  en el concurso. Desde CGT siempre hemos estado en contra de estos procesos viciados y hemos reivindicado el acceso a la fijeza en Correos por estricta antigüedad, así como un concurso de traslados semestral, con la adjudicación de todas las vacantes, ya que es la única forma de garantizar los derechos de todxs.

 Ante estas agresiones CGT exige:

 

–  Que se revisen las plazas asignadas en este proceso de consolidación y en aquellos casos en los que se compruebe que alguna de ellas coincide con las solicitadas en el concurso de traslados por algún trabajador/a, se le ofrezca dicha plaza u otra de las plazas solicitadas de manera inmediata, en la quinta adjudicación del concurso de traslados que debe realizarse con carácter de urgencia.

–  Que en la próxima adjudicación del concurso de traslados se ofrezcan la totalidad de los puestos vacantes.

 

Entendemos que estas exigencias no afectan al derecho de lxs consolidadxs a obtener un puesto de trabajo fijo, sino que evitan que con ello se perjudiquen los derechos del resto de trabajadorxs. Ante la precarización y empeoramiento de las condiciones de trabajo que vivimos diariamente en Correos, no podemos permitirnos caer en la trampa del ensimismamiento y la desunión entre compañerxs.

 

Ante la evidencia de la catástrofe, están los que se indignan, los que denuncian y los que se organizan. Nosotras estamos del lado de las que se organizan.

¡ORGANÍZATE Y LUCHA!