A L@S COMPAÑER@S DE ATENCIÓN AL CLIENTE.

 

Desde CGT, ante el aumento de la precariedad en las oficinas de atención al cliente queremos manifestar lo siguiente:

NO A LA IMPLANTACIÓN MASIVA DE CONTRATOS A TIEMPO PARCIAL EN A.T.C.

 

      Porque crea un efecto substitución, impidiendo que se oferten puestos de trabajo a jornada completa, prueba de ello es que en el examen de consolidación 2016 en la provincia de Barcelona no se ofertó ni una sola plaza de A.T.C. por lo que  l@s compañer@s eventuales que prestaban estos servicios no se les valoró la antigüedad por desempeño de sus funciones, como al resto de trabajador@s de Correos.

      Porque los contratos a tiempo parcial deberían ser una opción del trabajador/a para conciliar su vida laboral y familiar y no una imposición empresarial.

      Porque todo ello impide consolidar puestos de trabajo fijos y estables en A.T.C.

Propuesta de CGT en la negociación colectiva: eliminación de los contratos a tiempo parcial y su conversión en contratos a jornada completa y concurso traslados semestral con todas las plazas.

NO A LA OBLIGACIÓN DE TENER QUE SUFRAGAR LOS DESCUADRES DE CAJA.

   Porque quien desarrolla su trabajo constantemente en oficina, tiene una alta probabilidad de que ocurran descuadres de caja, que no son imputables a ningún tipo de negligencia, sino simplemente a una ley de probabilidades al desempeñar sus funciones diariamente dando y recibiendo constantemente cantidades de dinero en efectivo.

Propuesta de CGT en la negociación colectiva: Creación de un fondo de quebranto (Cantidad de dinero aportado por Correos y consignado para sufragar los descuadres de caja en cada oficina).

 

 

Por todo esto, debemos hacer frente a la precariedad que se ha instaurado en las oficinas de ATC, ahora es el momento, por ello CGT empezará en breve una campaña para hacer visible nuestras propuestas, esperamos que l@s compañer@s las hagan suyas y se unan a la reivindicación.

 

 

 

                 POR PUESTOS DE TRABAJO ESTABLES EN LAS OFICINAS DE A.T.C.

 

                                                       ¡BASTA DE PRECARIEDAD!