INSPECCIÓ DE TREBALL ADMITE DE URGENCIA LA DENUNCIA DE CGT POR LA FALTA DE MEDIDAS DE PROTECCIÓN EN LA ADMISIÓN DEL VOTO POR CORREO EN LOS DOMICILIOS

La negligencia de Correos revienta la campaña electoral en Catalunya

El 2 de febrero INSPECCIÓ DE TREBALL admitió de urgencia la denuncia de CGT relativa a la falta de medidas de prevención en el operativo de Correos de entrega y admisión del voto por correo en los domicilios de los electores.

La admisión del voto por correo en el domicilio del elector es una nueva función y Correos no ha realizado la obligatoria Evaluación de riesgos, no ha constituido el Comité de Seguridad y Salud (a pesar de haber un requerimiento de I.T.) y en consecuencia, no se están proporcionando los equipos de protección adecuados en el actual contexto de pandemia.

Pese a encontrar electores en sus domicilios, sin saber si están en cuarentena por Covid-19 o confinados, sin mascarilla y/o tener contacto con la saliva de los electores cuando cierren el voto por correo, sumado a la espera, que habitualmente sobrepasa los 10 minutos y la dificultad de guardar la distancia de seguridad durante todo el proceso, los técnicos de PRL de la empresa, en la reunión de campaña electoral del 27 de enero, manifestaron que no se habían tomado medidas adicionales de seguridad.

Ante la insuficiencia de contratación para la tramitación y admisión del voto por correo en el domicilio, Correos suple esta falta de planificación ofertando horas extras a un@s trabajador@s sobrecargad@s a l@s que les es imposible abarcar esta nueva función con el reparto diario habitual.

Desde CGT recordamos que las horas extra son voluntarias, NADIE PUEDE OBLIGARNOS ni mucho menos debemos sucumbir ante el caos generado por su mala gestión y racanería en la contratación.

LA DIRECCIÓN DE CORREOS SON LOS RESPONSABLES

NO LES SALVEMOS LA PAPELETA