¡EL PELIGRO ES INMINENTE! DETRÁS DEL FINAL DEL TRABAJO OBLIGATORIO EN SÁBADOS, SE ESCONDE LA DESREGULARIZACIÓN DE NUESTRA JORNADA

Una vez formado el nuevo gobierno de coalición tras las elecciones generales del 10-N, la Dirección de Correos y sus sindicatos están a punto de entrar en la fase final de su maquiavélico plan para desregularizar nuestra jornada de trabajo.

Como venimos advirtiendo desde CGT hace tiempo, la estrategia de vincular la eliminación del turno obligatorio de sábado a la inclusión del sector postal en el Real Decreto de jornadas especiales, prevista para un próximo consejo de ministros, comportará la modificación del descanso semanal fijado en el Estatuto de los Trabajadores. Tal y como recoge la propuesta de Real Decreto, presentado el pasado 29 de marzo del 2019 por Correos y los sindicatos firmantes, esta modificación puede aplicarse “cuando sea necesario para garantizar la continuidad del servicio”. Esto quiere decir que, una vez aprobado el Real Decreto, además de modificar el horario de aquell@s trabajador@s que se presten voluntari@s a trabajar en sábado, cualquiera de nosotr@s puede estar expuesto a la desregularización de nuestra jornada de trabajo en períodos de puntas de trabajo; campañas de paquetería, navidad, elecciones políticas, etc.

CGT como organización anarcosindicalista, autónoma y de clase, no deposita grandes esperanzas en ningún gobierno, sea del color que sea. No obstante, apelando a un mínimo de coherencia de la nueva Ministra de Trabajo, resultaría inaceptable la aprobación de esta nueva agresión a lxs trabajadorxs de Correos por parte de aquell@s que dicen luchar contra la precariedad laboral.

GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, NUESTRA JORNADA SE DEFIENDE.

¡NO A LA INCLUSIÓN DEL SECTOR POSTAL EN EL RD DE JORNADAS ESPECIALES!